Fabricación Aditiva

¿Qué es la fabricación aditiva?

La fabricación aditiva es una técnica de fabricación avanzada que permite fabricar estructuras y piezas mediante la deposición sucesiva de capas de material.

Una de las tecnologías aditivas de mayor proyección de los últimos años es la llamada Laser Metal Deposition (LMD), basada en la fusión, mediante láser, de polvo o hilo metálico inyectado sobre la superficie de un substrato para generar recubrimientos y estructuras en 3D.

Esta técnica tiene numerosas aplicaciones como la protección de superficies frente al desgaste y la corrosión o la reparación de componentes en sectores como la automoción, el molde, la industria aeronáutica o el ferrocarril. Además, en los últimos años se está empleando para la fabricación de estructuras y piezas en 3D.

 

Rentabilidad en grandes tamaños

El proceso LMD está especialmente orientado a la fabricación de piezas metálicas de tamaño medio y grande que anteriormente se fabricaban mediante procesos convencionales como los sustractivos o de conformado.

Esta nueva tecnología permite reducir de forma drástica el uso de materia prima, ya que el ratio entre la cantidad de material necesaria de inicio y la finalmente depositada se sitúa en valores cercanos al 1:1.

El ahorro de material junto con la disminución de los tiempos de proceso, permiten reducir considerablemente el coste final del proceso de fabricación.

El proceso LMD es rentable en sectores donde el producto final tiene más de un 80% de mecanizado sobre la pieza de partida y los materiales empleados presentan escasa maquinabilidad, son duros o abrasivos. Sectores como el energético, aeronáutico o el de prototipos presentan estas características.

Además, el corto ‘lead time’ del LMD favorece una respuesta más rápida en comparación con sectores donde las piezas se fabriquen por fundición o inyección. La ausencia de moldes también contribuye al ahorro de más de un 50% de tiempo en el plazo de entrega de piezas unitarias.

 

La fabricación aditiva en IK4-TEKNIKER

IK4-TEKNIKER aplica la técnica de fabricación aditiva por LMD en tres grandes ámbitos:

  • Refuerzo de componentes mediante la aplicación de un recubrimiento de protección anti-desgaste, anti-corrosión e incluso como barrera térmica.
  • Recuperación o reparación de herramientas, moldes, matrices, troqueles, engranajes, etc. y componentes debido a fallos de los mismos, cambios en los diseños, errores en las etapas de mecanizado, etc.
  • Fabricación aditiva de piezas metálicas tridimensionales: componentes funcionales, estructuras, etc.


La fabricación aditiva e Industria 4.0

El desarrollo de técnicas de fabricación aditiva constituye un pilar fundamental para la denominada Industria 4.0, porque se trata de una tecnología posibilitadora que contribuye a la obtención de componentes de manera más rápida, flexible y precisa en algunos campos como la aeronáutica, la automoción o la fabricación de componentes y piezas de gran tamaño.